ANÁLISIS: La retirada de Afganistán hace que los aliados se enfrenten a la dura realidad de la salida de Estados Unidos del escenario mundial

0
94

El Banco Mundial detiene el apoyo financiero a Afganistán 1:01

Londres (CNN) — La repentina caída de Kabul y la toma casi total de Afganistán por parte de los talibanes ha dejado a muchos de los antiguos socios de Estados Unidos preguntándose qué será del orden internacional con base en valores y liderado por Estados Unidos.
Aunque la retirada de las tropas por parte del presidente Joe Biden para el 31 de agosto es inevitable, la rapidez con la que la situación cayó en el caos y la falta de arrepentimiento y flexibilidad de la Casa Blanca ha dejado a los aliados desorientados.

Los primeros soldados de EE.UU. comienzan a salir de Afganistán luego de que Biden decidiera no extender la evacuación
El martes, los líderes del G7 aliados de Biden, encabezados por el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, presionaron al presidente de Estados Unidos para que ampliara ese plazo con el fin de sacar del país a los ciudadanos extranjeros, a los afganos que han ayudado a las tropas aliadas y a otros grupos vulnerables. Pero Biden se mantuvo firme.

Tal y como lo ven los aliados de Estados Unidos, sobre todo en Europa, el país se está distanciando, lavándose las manos de una crisis en cuya creación ha tenido mucho que ver, y sin tener en cuenta los problemas que esto crea en otros lugares.

Como dijo un alto funcionario europeo a CNN: «Cuando Estados Unidos dio marcha atrás en Siria, provocó una crisis en Europa… no en Estados Unidos».

Refugiados de Afganistán esperan para subir a un autobús después de llegar y ser procesados en el Aeropuerto Internacional de Dulles en Dulles, Virginia, el 23 de agosto de 2021. Alrededor de 16.000 personas fueron evacuadas en las últimas 24 horas desde Afganistán a través del aeropuerto de Kabul, dijo el Pentágono el 23 de agosto de 2021, mientras EE.UU. acelera para completar la evacuación aérea antes de la fecha límite del 31 de agosto. Créditos: ANDREW CABALLERO-REYNOLDS / AFP via Getty Images

La razón por la que esto es tan difícil de digerir para los aliados es que gran parte de la política exterior mundial, especialmente en Europa, se basa en la suposición de que los compromisos de Estados Unidos con el orden occidental basado en valores, a través de la ONU y la OTAN, son férreos.

La dependencia de Europa de Estados Unidos en términos de asuntos internacionales no es nada nuevo. A lo largo de la presidencia de Trump, diplomáticos y funcionarios europeos hablaron repetidamente con CNN sobre la necesidad de algo que llaman autonomía estratégica. Sin embargo, la falta de una política coherente ha frenado estos esfuerzos, y en el contexto de Afganistán, eso significa que cuando Estados Unidos se retira, todos se retiran.

El tratado de la OTAN se abre con la promesa de que: «Las Partes de este Tratado reafirman su fe en los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y su deseo de vivir en paz con todos los pueblos y gobiernos».

La Carta de las Naciones Unidas a la que hace referencia dice: «Los propósitos de las Naciones Unidas son… Mantener la paz y la seguridad internacionales y, a tal fin, … adoptar medidas colectivas eficaces para prevenir y eliminar las amenazas a la paz».

Los críticos se esfuerzan por ver cómo el reciente comportamiento de Biden se ajusta a estos compromisos, y les preocupa que confirme la salida de Estados Unidos de la escena mundial. Sin embargo, Biden ha argumentado que la misión antiterrorista de su país en Afganistán se cumplió hace una década, cuando las tropas de Estados Unidos mataron al líder de al Qaeda, Osama bin Laden, y que Estados Unidos sigue siendo un líder en otros lugares del escenario mundial, incluso en los esfuerzos humanitarios.

Hablando el martes sobre su reunión con el G7, Biden dijo a la prensa: «Hablamos de nuestra obligación mutua de apoyar a los refugiados y evacuados que actualmente huyen de Afganistán. Estados Unidos será un líder en estos esfuerzos y esperaremos que la comunidad internacional y nuestros socios hagan lo mismo».

«Todos estamos de acuerdo en que vamos a estar codo a codo con nuestros aliados más cercanos para hacer frente a los retos actuales que tenemos en Afganistán, al igual que hemos hecho durante los últimos 20 años», dijo también.

Deja un comentario